Milan Kundera: la insoportable levedad de la escritura

Milan Kundera habla de la escritura
Milan Kundera, escritor checo que reflexiona sobre la escritura desde un punto de vista filosófico

Entre mis descubrimientos literarios del tiempo reciente se encuentra Milan Kundera. Se trata de un autor peculiar aclamado en el mundo entero y que se perfila como especie de cronista de realidades de Checoslovaquia.

Kundera, un escritor de un estilo poco común, en cuyos textos confluyen ciertos relatos de la vida diaria de sus personajes con metáforas filosóficas y pasajes oníricos, es autor de textos como La insoportable levedad del ser, La broma, y El libro de la risa y el olvido, del que me auxilio para compartir ciertos pensamientos del creador sobre la escritura.

Para Kundera «escribimos libros porque nuestros hijos no se interesan por nosotros. Nos dirigimos a un mundo anónimo porque nuestra mujer se tapa los oídos cuando le hablamos».

Asimismo habla sobre la grafomanía –la manía de escribir libros– y asegura que se vuelve epidemia cuando se dan ciertas condicionantes: el alto bienestar de sus ciudadanos, que les permite asumir tareas de carácter improductivo; la soledad generalizada de los individuos en sociedad; y la escasez de cambios sociales en la vida interior de una nación, de la que pone el ejemplo de Francia, que tras la Revolución de 1789 dio sus mayores escritores, y el porcentaje de escritores sea mayor que en otras naciones.

En ese caso, dice Kundera, «cada uno está cercado por sus letras como por una pared de espejos que no puede ser traspasada por ninguna voz del exterior».

Sin embargo, la escritura es liberadora para el hombre. Cuando escribimos, nos transformamos, creamos un universo, «así se habla del universo de Balzac, del universo de Chéjov, del universo de Kafka) y la propiedad esencial del universo es precisamente la de ser único. La existencia de otro universo lo amenaza por eso en su propia esencia».

De tal modo, Kundera tiene el poder de desmitificar y resignificar el hecho metafísico que protagoniza el escritor. Puede verlo como una consecuencia de la inmutabilidad y el bienestar; o como un acto mágico, creador y trascendente.

Lee reseña de La insoportable levedad del ser o de El libro de la risa y el olvido


Deja un comentario